Trastornos de Atención (ADD – ADDH)


Operacionalmente, el trastorno por déficit de atención, hace referencia a la alteración o alteraciones causadas por la deficiencia atencional; es decir, por la ausencia e insuficiencia de las actividades de orientación, selección y mantenimiento de la atención; y a su deficiencia en el control y regulación para con otros procesos. Sin embargo, cabe resaltar que tal deficiencia no se constituye como factor causal único y exclusivo de los trastornos.

Una intervención profesional temprana, ayuda a que el niño pueda tener una mejor calidad de vida, y evita muchas dificultades en las diferentes áreas de su vida y en la de su familia