Pensando en el futuro

¿Por qué a los adolescentes les cuesta tanto elegir una carrera?

No es fácil elegir una carrera. No solo es pensar sobre los gustos  propios, también es poder combinarlos con un proyecto a futuro. Muchos adolescentes se enfrentan a esta disyuntiva.

Haremos un recorrido por las preguntas más comunes que se hacen los jóvenes en este momento tan importante en sus vidas:

¿Si me equivoco de carrera y entonces me doy cuenta que perdí el tiempo?

Situaciones que se presentan son de chicos que les gustaría mucho una carrera pero la tienen idealizada, esto es, ven el resultado final pero no tienen en cuenta el proceso. Se anotan en medicina pero no quieren resignar su tiempo libre para dedicarle tiempo a la carrera.

Nos preguntamos ¿qué significa perder el tiempo? El proceso terapéutico de orientación vocacional justamente se trata de pensar, no en tiempo perdido, sino en tiempo invertido, no de ver como una equivocación o frustración el haber elegido una carrera y luego arrepentirse, sino que la persona pueda reflexionar sobre lo aprendido en ese tiempo, en que apostó a algo y ya sabe al menos que eso no le gusta.

¿Será que con esto que me gusta «me voy a morir de hambre«?

Acá podríamos pensar en que no existen caminos, sino caminantes, y enfocarnos en la seguridad y autoestima de cada persona, en no dejarse determinar por discursos populares o familiares que muchas veces son mitos en base a experiencias ajenas.

¿Tengo que seguir «si o si» una carrera universitaria?

Se puede tomar a la vida universitaria como una obligación o como una elección.

Muchas veces la ansiedad de los padres transmite a los hijos una exigencia que los paraliza en lugar de movilizarlos hay que recordar que lo más importante es que el estudiante pueda seguir su deseo, que a veces no está puesto en la vida universitaria, y saber que existen otras opciones para formarse que se ajusten a la realidad de cada uno.

¿Tengo que continuar la carrera de la familia?

A veces esta opción es más un  mandato que una influencia es constructivo que el joven pueda Identificar cual dé estas afirmaciones se ajusta a su caso, ya que a veces creen que es un mandato y en verdad no es así, y entonces para rebelarse de lo que su familia le aconseja, eligen algo que los aleja de esa influencia, cuando en realidad se sienten atraídos por la carrera que estudio su padre, madre o abuelo.

Un modo de ayudar al hijo en esta etapa es apoyarlo en esta búsqueda, dejando espacio para una decisión conforme a su deseo, coincida conel de suspapás o no, dando opiniones sin anularlo, y estar presentes.

Lic. Daniela Lizziero

Psicóloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.